La fortaleza (Reseña)

Soluciones personalizadas para aprender inglés.

Por medio del curso de inglés Pandora English nuestros estudiantes pueden aprender inglés participando en clases virtuales o presenciales, escuchando audios, viendo vídeos y utilizando materiales para ejercicios. Nuestro método es personalizado dinámico y flexible de acuerdo a cada usuario, empleamos métodos de aprendizaje natural que permiten hablar, escuchar, leer e interpretar el inglés. Una vez alcanzado el nivel requerido le ayudaremos a presentar la prueba de su preferencia, toefl, Michigan, etc...

Informes 313 4 91 94 11




Para que pueda hacerse una mejor idea del camino que he recorrido hasta hoy, haré una reseña de los negocios por los cuales pasé antes de encontrar mi propio camino.

En el año 1998 estaba buscando empleo con la ayuda de uno de los diarios más prestigiosos del país, compraba diariamente el periódico y buscaba en los clasificados de empleos, cabe aclarar que sería mi primer trabajo como ingeniero; además recién había vendido una tienda de mi propiedad pues mi padre y mi esposa me convencieron que no era lugar para un ingeniero, que tanto esfuerzo y dinero invertido en una carrera para terminar detrás del mostrador de una tienda de barrio. Siguiendo sus consejos vendí el negocio y volví a la universidad para obtener mi título de ingeniero, lo único que me faltaba era la tesis y por estar trabajando abandoné los estudios.
Ahora, sin negocio, con un título de ingeniero en mis manos comencé a buscar y a presentar entrevistas, encontré un anuncio muy llamativo, me interesó de inmediato. Se necesita ingeniero, buena presentación personal, buen manejo de personal, capacidad amplia para trabajar bajo presión y llevar a cabo proyectos de inversión. Emocionado llamé al número que estaba en el anuncio, me contestó un ingeniero quien de una manera muy hábil me citó en una dirección del sector comercial de la ciudad, me indicó que debía presentar en traje de corbata. Así lo hice al llegar entré en una sala de conferencias muy elegante con muchas personas, perdido esperé todo el tiempo para hablar con el ingeniero que me había citado. Aprendí en esa tarde mucho sobre los fito alimentos, la gente que hablaba era admirable, convencía con sus argumentos, en mi mente repetía constantemente que lugar tan fantástico, quiero trabajar acá, pues pensé que me iban a ofrecer trabajo en la fábrica de los productos que presentaban, sentía que allí podría implementar muchas de las cosas que aprendí de producción en la universidad.

Entonces por fin, la entrevista con el ingeniero, un señor con muy buena presencia y vocabulario elaborado. Me presentó lo que denominaban oportunidad de negocios, que decepción por no poder participar tenía que invertir $400.000 (cuatrocientos mil pesos) y yo no tenía esa suma. Aquel hombre me alentaba diciendo que el negocio era muy bueno y que él vivía de ese negocio, que podría ganar mucho más que únicamente consiguiendo un empleo en alguna empresa así fuera multinacional. Volví a casa con muchas ideas, una de ellas el multinivel, desde ese día jamás he dejado de pensar en el término.

Conseguí trabajo en una empresa como diseñador de bases de datos, curioso porque soy ingeniero mecánico pero en mi tesis desarrollé una base de datos que le llamó la atención a un ingeniero de sistemas conocido y me conectó con su hermano para que le hiciera las bases de datos de su empresa, contratistas de telefonía en Bogotá, después de crear las bases de datos y actualizar la información volví a quedar sin empleo y además también me quedé sin matrimonio, mi esposa afirmó que no estaba dispuesta a continuar con tanta inestabilidad. Deprimido y sin ninguna idea en mi cabeza vuelvo a buscar en la prensa los clasificados encuentro un anuncio se necesitan ingenieros mecánico, civil, administradores de empresa y trabajadores sociales para trabajar en empresa multinacional con futura expansión en el país, ingresos de acuerdo a su productividad, participación en las acciones de la empresa. Esto es para mí algo que está por comenzar quiero participar, llamé al número en cuestión, vuelvo a ser citado en la cámara de comercio de Bogotá, el sitio de los grandes negocios. Se trataba de otra propuesta multinivel, el conferencista era muy joven, viajaba por todo el mundo, tenía muchísimo ingreso residual, su esposa lucía fantástica, era el tipo de vida que soñaba desde niño, yo quiero ser como él me repetía constantemente. Entablé conversación con la persona que me invitó y realmente quería ingresar pero nuevamente, no tenía el dinero para ingresar. Más adelante varios de mi familia ingresaron y a unos dos les fue más o menos bien, por qué más o menos, porque con el tiempo no continuaron.

Con la idea del multinivel en mente se me ocurrió algo, me acerqué al carnicero del barrio, al que vendía huevos y pollos, al que vendía arepas y me inventé un sistema de multinivel, les dije que me dieran un descuento en sus productos y que ese descuento lo distribuiría entre futuros posibles compradores. Me siguieron la idea pero yo mismo realizaba todas las funciones, distribuía, compraba y vendía, hacía la publicidad y caminaba mucho. De manera paralela con la ayuda de mi mamá compré un molino eléctrico y una estufa industrial de un fogón para hacer arenas, desarrollé un procedimiento que ahorraba energía y agua e implementé un buen sistema de producción muy casero y manual, fue un buen negocio el kilo de maíz costaba $900, se producían 10 paquetes que se vendían a $200 el paquete entonces por cada $900 se obtenían $2.000 y la decena de bolsas costaba $20 entonces me quedaban libres $1.080, trabajando 20 días al mes y vendiendo 20 paquetes diarios el resultado era $43.200 mensuales, en dicho año el mínimo estaba en $115000 de ahí la necesidad de buscar otro tipo de ingresos; así fue como conseguí empleo en un colegio como profesor de matemáticas y por no tener ya disponibilidad de tiempo abandoné los proyectos, cada día que lo recordaba me arrepentía de no haber continuado porque una de las claves que aprendí con el tiempo es que los negocios tardan tiempo en ser sólidos y que lo que se necesita es constancia.
¿Quiénes somos?

Buen día, mi nombre es Henry Alexander Garzón Durán, Soy ingeniero mecánico de la Universidad Nacional de Colombia. Durante algunos años me he interesado por la pedagógía y he visto que hay maneras efectivas de realizar la preaparación de nuestros estudiantes. Desde 2011 he venido preparando personas para presentar el examen de validación del ICFES en Colombia con muy buenos resultados. Gracias al trabajo en el cuál me desempeño como ingeniero debo interactuar con personas de otros países cuyo idioma natal no es español esto me ha capacitado para también prestar asesorías a personas que desean aprender inglés. Para mayor información llamar o escribir al

Cel: 3 13 4 91 94 11
Compra oro directamente a los mineros, luego lo vende a los joyeros o inversionistas del oro nacional y si la cantidad es suficiente internacional.

Para mayores informes llame o escriba al

Cel 313 4 91 94 11

Siguiente página>>>>